Familia Hernández Zacamecahua

julio 8, 2021

La familia está integrada por el papá señor Inés (34 años), la mamá señora Rebeca (33 años) sus hijos Miriam (14 años) y Giovanni (10 años), los papás son originarios de Veracruz hablan náhuatl y español, Inés trabaja vendiendo viseras y Rebeca trabaja vendiendo pañales en el mercado Hidalgo. Llegan a JUCONI porque Giovanni presenta problemas de conducta en la escuela y constantemente se distrae en clase. También en casa tiene constantes conflictos con su hermana y sus papás porque dicen que es muy inquieto. Cuando Miriam llegó a CAF cursaba el 5o año de primaria y Giovanni cursaba 2 de primaria. Para don Inés es complicado poder educar a sus hijos, pues pierde la paciencia e incluso llega a hacer uso de la violencia física; por otra parte la señora Rebeca menciona que cuando se enoja se le olvida lo que está haciendo por el coraje que le da.

Inés acepta que no sabe cómo hablar- le a sus hijos porque él no tuvo unos padres que lo guiaran y Rebeca expresa que su mamá la dejó al cuidado de sus abuelos recién nacida ya que había sido diagnosticada con esquizofrenia. A ambos padres se les dificulta ser cariñosos con sus hijos.

JUCONI empezó el proceso teniendo sesiones familiares semanales, donde reconocieron que la comunicación es difícil ya que Inés delega a Rebeca toda la responsabilidad sobre la educación de sus hijos, hay discusiones porque no están de acuerdo el uno con el otro. La relación se dificulta porque Inés toma alcohol algunas veces, a sus hijos les asusta ver a su papá borracho.

Durante el proceso terapéutico se logró una mejor comunicación entra la pareja y hacía sus hijos, tomando acuerdos y transmitiendo de manera asertiva sus pensamientos, esto ayudó a que Miriam se sintiera segura de expresar inquietudes propias de su edad. Giovanni mejoró su comportamiento en la casa y la escuela cuando sus papás empatizaron con él y lo escucharon.

Dejaron de utilizar el castigo físico y ahora están trabajando para poner límites de una forma asertiva. Incluso la familia hace sus propias reuniones comunitarias durante la hora del desayuno. Algo que aprendieron en las rutinas de JUCONI.

Giovanni y Miriam permanecen en la escuela y han alcanzado un mejor aprovechamiento escolar, miran con esperanza el futuro teniendo como respaldo una familia amorosa, libre de violencia.

Compartir: